domingo, 3 de abril de 2011

De ésas- Anne Sexton



He salido al mundo, un bruja poseída,
rondando el aire negro, más valiente por ello;
soñando el mal, he sobrevolado
las casas planas, de luz en luz:
pobre solitaria, con mis 12 dedos, enajenada.
Una mujer así no es una mujer, lo sé.
Yo he sido de ésas.

He encontrado las cuevas tibias del bosque,
las he llenado de sartenes, esculturas, estantes,
de armarios, sedas, de incontables bienes;
he preparado la cena para gusanos y elfos:
llorando, aullando, ordenando lo que estaba mal.
A una mujer así no se la comprende.
Yo he sido de ésas.

He viajado contigo, carretero, saludando
con los brazos desnudos a los pueblos que pasaban,
aprendiéndome las últimas rutas de la claridad, superviviente
allí donde tus llamas aún muerden mis muslos
y crujen mis costillas bajo la presión de tu carreta.
Una mujer así no se avergüenza de morir.
Yo he sido de ésas.


Anne Sexton (1928-1974) Anne Gray Harvey nació en Massachusetts en 1928. Se casó con Alfred Muller Sexton a los 19 años. Un año después de nacida su primera hija le diagnosticaron depresión post-parto, sufriendo su primer crisis mental e ingresando a un hospital neuropsiquiátrico. Regresaría allí varias veces, sobre todo luego de sus intentos de suicidio, que se agudizaron luego del nacimiento de sus segunda hija. Fue su médico quien la apoyó para que desarrollara el interés en la poesía que había mostrado en la escuela secundaria. En el otoño de 1957 se inscribió en un taller de poesía en donde conocería a Sylvia Plath. Unidas en una relación con matices que lindaban entre la identificación mutua y la rivalidad poética, fueron influencias la una para la otra, llegando a competir en las clases por quien escribía el mejor poema. En 1974, a pesar de su éxito como escritora -había ganado el Premio Pulitzer de poesía por su libro Live or Die- perdió su batalla contra la enfermedad mental. Luego de almorzar con su mejor amiga, Sexton fue hasta el garage, encendió el motor de su auto y se suicidó con el monóxido de carbono. Como Robert Lowell, Sylvia Plath, W. D. Snodgrass y otros llamados "poetas confesionales", Sexton ofrece al lector una mirada íntima de la angustia emocional que caracterizó su vida. Hizo de la experiencia de ser mujer un tópico central en su poesía y a pesar de soportar críticas por hablar de temas como la menstruación, el aborto y la adicción a las drogas, es evidente que su talento como poeta trascendió cualquier controversia.

Traducción y biografía: Griselda García

9 comentarios:

  1. Respuestas
    1. Gracias Wozeurey. Perdón la tardanza en contestar.

      Eliminar
  2. keep posting like this it’s really very good idea, you are awesome!

    cialis

    ResponderEliminar
  3. Su blog no podría ser mejor... Una joya... La encontré googleando Sylvia Plath, Alejandra Pizarnik y Olga Orozco... Y me parece una delicia...

    Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias La fleur. No suelo leer los comentarios de pura distraída. Me coplace mucho que te haya gustado.

      Eliminar
  4. Bueno, vengo a decir lo mismo que La fleur, estoy felíz de haber encontrado este blog, cada poema, cada escrito es de mi gusto. Tus elecciones son una joyita. Ya te enlacé tres veces Paulina, de textos que he sacado de tu blog. Volvé, que quiero seguir leyéndote. Un abrazo de otra coterránea.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Emma. Qué bueno lo que me dices. No suelo mirar los comentarios porque me parece que nadie ve el blog. Un abrazo.

      Eliminar
  5. Soy muy negligente y no he visto hasta ahora los comentarios. Perdón.

    ResponderEliminar